Innovación

27/07/2021

UHDTV: ¿Cambio de paradigma o suave evolución?

MEJORA NO SÓLO DE LA RESOLUCIÓN

El concepto de televisión de ultra alta definición (Ultra High Definition Television, UHDTV), ha sido asociado erróneamente al concepto de televisión con resolución 4K, sin embargo, no solo consiste en un aumento en el número de píxeles que componen la imagen.Este nuevo sistema de televisión mejorada, el estándar ITU BT-2020 definido en dos fases (UHDTV-1 y UHDTV-2), implica una serie de mejoras técnicas que incrementan de forma muy significativa la calidad tanto del vídeo como del audio con respecto a las señales tradicionales de televisión.

Básicamente, la evolución técnica que posibilita la televisión de Ultra Alta Definición está basada en cinco pilares fundamentales:

  • Incremento en la resolución espacial. Se aumenta el número de píxeles que constituyen cada imagen, 2160×3840 (4K) y 4320×7680 (8K), permitiendo la representación de imágenes con un índice de detalle muy elevado.
  • Aumento del rango dinámico (High Dynamic Range, HDR). Se emplea un mayor número de niveles de brillo y de matices de color a la hora de la captación y reproducción de las imágenes, realizando una representación correcta del contraste.
  • Mejora en la resolución temporal (High Frame Rate, HFR). Se permite la utilización de mayores frecuencias de refresco (48, 50, 60, 100 o 120), es decir, más imágenes por segundo, lo que facilita reducir el efecto de desenfoque de movimiento (motion blur) y conseguir imágenes mucho mas nítidas.
  • Incremento de la profundidad de color. Se habilita el empleo de mayores niveles de cuantificación de los pixeles (10, 12 y 16 bits), redundando en un mayor rango de posibles valores distintos de brillo y color disponibles para codificar una imagen.
  • Aumento del gamut de color. Se incrementa el espacio de color en relación al estándar de alta definición (BT-709), aumentando considerablemente la gama de colores a representar.

Este nuevo sistema de televisión tiene una elevada tasa binaria necesaria para difundir vídeo en tiempo real, por lo que se deberán emplear potentes codificadores como el HEVC (h.265) que consiguen reducirla y posibilitan su transmisión mediante los sistemas que operan bajo los estándares DVB-T2 y DVB-S2.

La fase UHDTV-1 se está implantando con todos avances tecnológicos definidos en el estándar, gracias a una amplia oferta de televisiones con resoluciones 4K, la puesta en marcha de numerosas pruebas piloto de emisiones terrestres, vía satélite y la posibilidad de acceso a contenidos bajo demanda con calidad de ultra alta definición mediante Internet.

Aún quedan retos importantes a resolver: por un lado, la tecnología de las pantallas actual no permite el empleo del espacio de color BT-2020 definido en el estándar, por otro lado, la generación de contenido aumentando el número de producciones audiovisuales con los novedosos sistemas de audio recogidos en el estándar ITU BT-2020 (Dolby Atmos). En este sentido, se ha anunciado que las retransmisiones de los juegos olímpicos de Tokio serán producidas mediante UHDTV-2.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado

es