Factura electrónica

FIABILIDAD, SEGURIDAD Y COMODIDAD EN LAS TRANSACCIONES DIGITALES

La factura electrónica, también llamada factura digital o telemática, es el equivalente digital a la tradicional factura en papel, siendo enviada entre emisor y receptor por medios de comunicación electrónicos como Internet. Utiliza la firma electrónica basada en certificado digital para asegurar la integridad de su contenido y el no repudio y la identidad del emisor. Dicho de otro modo, se conserva la misma validez legal de una factura en papel y, además, se garantiza la autenticidad de su origen y la integridad del contenido asegurando que el mismo no ha sido alterado ni manipulado en ningún momento desde el momento en el que se firma la factura.

El auge de las telecomunicaciones y la búsqueda de una mayor fiabilidad, seguridad y comodidad es una de las razones por las cuales los empresarios y particulares están utilizando las facturas electrónicas. Sin olvidar el impulso que para su uso ha supuesto la obligación de facturar únicamente por este medio a la Administración Pública  en algunos países.

Son muchas las ventajas de la factura electrónica.

  • Permite el ahorro de costes al eliminar la impresión y el envío postal, generando un impacto positivo en el medio ambiente.
  • Ahorra espacio de almacenamiento.
  • Facilita un acceso más rápido y ágil a las facturas e información almacenadas.
  • Otorga una mayor seguridad frente al papel reduciendo la posibilidad de pérdida, falsificación o fraude.
  • Permite el ahorro de tiempo a la hora de gestionar los trámites, ya que se mecanizan todas las tareas de contabilidad y administración.
  • Contribuye a la modernización de la economía y al desarrollo de la sociedad de la información.

Además, como ya hemos comentado, en algunos países como España para realizar trámites con la Administración Pública, es obligatorio utilizar la facturación electrónica.

es