Firma electrónica

GESTIÓN ADMINISTRATIVA DESDE CUALQUIER LUGAR Y MEJORA DE PROCESOS EN EMPRESAS

La firma electrónica basada en certificado digital es una operación realizada sobre unos datos a los que asocia la identidad del firmante, garantizando el no repudio y asegurando la detección de cualquier cambio o modificación posterior en los mismos. Por datos nos referimos a documentos electrónicos, transacciones, audios, vídeos y en definitiva cualquier información en formato digital.

Por sus características es la herramienta perfecta para la identificación y para expresar la voluntad, el consentimiento o la autoría del firmante por medios electrónicos. Llegando a equipararse legalmente a la firma manuscrita bajo ciertas premisas, con las ventajas que nos aporta el mundo digital. Esas premisas se describen en el Reglamento eIDAS [https://www.boe.es/doue/2014/257/L00073-00114.pdf], y la principal es que esté basada en certificados digitales cualificados como los que expide la ACCV.

Principales ventajas de la firma electrónica:

  • Aumenta la productividad y eficiencia de la empresa. Facilita y agiliza los procesos y flujos de autorización, autoría y supervisión de una empresa. Esto simplifica la organización y favorece el ahorro de tiempo manteniendo la seguridad técnica, normativa y legal.
  • Reduce costes y aumenta espacio. Se eliminan los costes convencionales asociados a la firma de documentos en papel, impresiones y gastos de envío. Además, se reduce la cantidad de papel a almacenar en el lugar de trabajo, favoreciendo el compromiso con el medio ambiente.
  • Aumenta la seguridad. La firma electrónica mejora la seguridad y el cumplimiento normativo de los registros electrónicos que realizamos y disminuye el riesgo de que los documentos sean manipulados.
  • Mejora las relaciones con el cliente. Se agilizan los flujos de trabajo haciendo que el cliente tenga una experiencia mucho más satisfactoria.

Adicionalmente, la firma electrónica basada en certificado digital cualificado juega por sus características  un papel fundamental en la Administración Electrónica. Así ya puedes emplearla para realizar la Declaración de la Renta, solicitudes en los registros electrónicos administrativos, petición de la vida laboral, recepción de notificaciones electrónicas y firma de correos y facturas electrónicas, entre muchas otras operaciones.

es